Monthly Archive octubre 2020

PorAntasur

¿Quién salva la economía de un autónomo si enferma?

Es algo más que una creencia popular que los autónomos no pueden permitirse estar enfermos. Los trabajadores por cuenta propia tienen problemas de salud como cualquier otra persona. Sin embargo, es cierto que el importe que la Seguridad Social ofrece a estos profesionales en caso de baja por enfermedad supera por muy poco la cuota de autónomos que deben seguir abonando mensualmente.

Y si el autónomo no trabaja, en la mayoría de los casos, lo normal es que sus ingresos caigan o incluso desaparezcan. Son argumentos sólidos para tener una salud de hierro o, mejor dicho, para tratar de no dejar de trabajar por una enfermedad que no sea totalmente incapacitante.

No existen soluciones mágicas para tratar de corregir una situación que es una de las principales fuentes de preocupación de cualquier autónomo. Más en momentos de crisis económica, en que los ahorros desaparecen rápidamente. La alternativa más real es la contratación de un seguro privado de baja laboral conocido también como seguro de subsidio o de incapacidad temporal.

Estos seguros son cada vez más habituales y la oferta existente en el mercado no deja de crecer. Lo ofrecen compañías especializadas en productos nicho, pero también la mayoría de las ‘generalistas’. No en vano, este es uno de los seguros privados que se consideran esenciales para ofrecer a los profesionales por cuenta propia un nivel de protección básico.

La cifra de autónomos en España creció de manera ininterrumpida entre 2013 y 2019. Los primeros datos de 2020 señalaban una tendencia a la baja que la crisis económica provocada por la Covid se encargará de acelerar. Se trata de un colectivo muy expuesto ante la caída de la actividad, en buena medida por las carencias de una protección social adecuada que se hace más evidente en los malos tiempos.

¿Cómo funcionan los seguros de baja laboral?

La primera consideración es que no solo los trabajadores autónomos pueden contratar estos productos. Por otra parte, la prestación que se percibe en caso de baja laboral por parte del seguro privado es compatible con la que abona la Seguridad Social. ¿La cantidad? Depende de la póliza contratada, lo que condiciona el coste de la prima, la cantidad que el asegurado debe abonar a la compañía. En cualquier caso, para poder cobrar es imprescindible tener el parte de baja médica.

Alrededor de los 20 euros mensuales se puede contratar un seguro de baja laboral. No obstante, hay muchas variables a tener en cuenta:

  • La actividad profesional . Los asegurados con trabajos en los que los accidentes son más habituales suelen pagar cuotas más altas.
  • La existencia franquicias. Es habitual que la póliza excluya la remuneración por los primeros cuatro o siete días de baja.
  • El capital de indemnización contratado. En este caso, la mayoría de los productos se sitúan entre los 30 y los 200 euros diarios, aunque hay excepciones.
  • El resto de coberturas que incluya la póliza. En muchos casos se ofrece indemnización por accidente o la posibilidad de consultar una segunda opinión médica, entre otras.

Algunas compañías utilizan un baremo por el que se establece para algunas enfermedades o lesiones un número de días de recuperación. En el caso de que el asegurado se recupere antes igualmente recibirá la misma cantidad que resulta de multiplicar el capital diario de indemnización contratado y el número de días que establece el baremo. Por ejemplo, un infarto de miocardio se establece alrededor de los 100 días. Del mismo modo, el asegurado no recibirá más dinero si tarda más días en estar recuperado. En cualquier caso, las pólizas de subsidio por baja fijan un período máximo para recibir la prestación.

Existen otro tipo de seguros que ofrecen coberturas para casos de baja por enfermedad que se limitan únicamente a los días de hospitalización. Estos productos incorporan otras garantías como traslado de familiares al centro hospitalario o pago de gastos de manutención de los acompañantes.

Algunas compañías incluyen las coberturas del seguro de baja laboral dentro de otros productos que ofrecen una cobertura más amplia para los profesionales autónomos con servicios de asistencia sanitaria y garantías propias de una los seguros de Vida y Accidentes.

Un mediador de seguros es el indicado para asesorar sobre las opciones de seguros de baja laboral que ofrece el mercado y la opción que mejor se ajusta a cada profesional en función de múltiples variables.

Fuente: lavanguardia.com

PorAntasur

Seguros para mascotas, un ahorro que evitará desequilibrio en sus finanzas

La pandemia obligó a la mayoría de las personas a permanecer en sus hogares y con ello involucrarse más en los asuntos que conciernen en casa como el mantenimiento, pero también aumentó el ambiente de convivencia entre las familias y, entre ellos se encuentran las mascotas que en la actualidad tienen una mayor presencia en los hogares, por lo que sus cuidados y atenciones también merecen y requieren gastos que van más allá de su alimentación.

Siete de cada 10 hogares tienen una mascota, donde la mayoría son perros y gatos; aunque dichos animales de compañía representan una responsabilidad, muchas ocasiones, por falta de presupuesto, no reciben la atención requerida, es por ello que existen instrumentos que, además garantizar su protección generan un ahorro: los seguros para mascotas.

Este tipo de productos los protegen ante amenazas como accidentes, enfermedades, pérdida o robo, pero también es una alternativa para cuidar las finanzas personales y más en tiempos de crisis al estar respaldado por una póliza y así evitar gastos imprevistos.

La importancia de protegerlos

De acuerdo con la plataforma tener una mascota representa una gran responsabilidad, ya que no basta con sólo alimentarlos y brindarles un lugar donde dormir, sino que al igual que las personas, necesitan cuidados y atenciones especializadas.

“Los perros y gatos son tan propensos a sufrir enfermedades y accidentes como las personas, y el costo de estas atenciones puede llegar a afectar nuestras finanzas familiares, por lo que contar con un amparo económico es muy importante”, explicó.

Además de la atención veterinaria existen otros elementos que un seguro para mascotas ampara, por ejemplo, en caso de extravío estas pólizas cubren los gastos generados por la búsqueda de su acompañante de cuatro patas, hospedaje en caso de alguna emergencia que le impida cuidarlo e incluso gastos funerarios o de responsabilidad civil en caso de que la mascota ataque a algún tercero.

“Al igual que en las pólizas de vida o gastos médicos de personas, puedes seleccionar el monto asegurado y coberturas adicionales para personalizar el nivel de protección que le darás a tu mascota”.

En tanto, la comparadora de seguros Rastreator enfatiza que a la hora de asegurar a su mascota debe contemplar elementos como su edad y contar con documentación que muestre su estado clínico.

Antes de adquirir una póliza es necesario contemplar la edad ya que muchas empresas no aceptan mascotas con más de siete años. Asimismo se debe mostrar a la aseguradora la cartilla de vacunación y desparasitación.

¿Cuánto cuestan?

El costo de un seguro para mascotas varía dependiendo de cada aseguradora y de elementos mencionados como la edad, estado de salud, raza así como de las coberturas y suma asegurada que éste tenga.

Fuente: eleconomista.com

PorAntasur

¿Qué seguros son obligatorios en una hipoteca?

A la hora de contratar un préstamo hipotecario para financiar la adquisición de una vivienda, surgen multitud de dudas entre los clientes sobre las condiciones en la firma del contrato. En este sentido, algunas entidades bancarias exigen el contrato de diferentes seguros para poder otorgar la hipoteca.
Amortizar la hipoteca antes de tiempo es posible gracias al interés compuesto.

¿Qué es la novación de una hipoteca?

¿Es obligatorio contratar este tipo de servicios? ¿Cuáles son sus características? La ley hipotecaria que entró en vigor en junio del año 2019, hace referencia a los seguros que puede obligar el banco a contratar a un cliente, de acuerdo a la práctica de ventas vinculadas y combinadas, tal y como recoge el artículo 17 de la citada normativa.

Según el análisis realizado por HelpMyCash, estos serían el seguro de cobertura mínima por daños y una póliza en garantía del cumplimiento de las obligaciones de la hipoteca, como por ejemplo un seguro de vida.

¿Qué seguros suelen estar vinculados a una hipoteca?

Entonces, ¿qué seguros pueden estar vinculados al préstamo? La ley no regula de forma específica qué seguros son obligatorios, «aunque sí se abordan novedades respecto a cómo los pueden comercializar los bancos», destacan en el comparador Kelisto. Así, uno de los seguros vinculados más habituales que «se suele vender como estrictamente obligatorio» es el seguro contra incendios.

Por otro lado, para conseguir una hipoteca con un interés más reducido, las entidades pueden ofrecernos varios seguros para contratar, entre los que destacan los siguientes:

Hogar: este seguro puede ser multirriesgo o de daños.
Vida: cubren la deuda pendiente si el titular fallece, tiene invalidez o incapacidad permanente.
Protección del pago de las cuotas mensuales.
Coche u otro tipo de vehículos: ya sea a todo riesgo o a terceros.
Salud: una póliza que cubre los gastos médicos.

Esta reforma pretende simplificar y dotar de transparencia al euríbor.

Las mejores hipotecas para no depender del euríbor

Antes de que se implantara la nueva normativa hipotecaria, «los seguros vinculados y otros productos similares no estaban regulados por ley», indican desde Kelisto. Sin embargo, aunque no obligaban a contratar dichos seguros, sí ofrecían interesantes ofertas y rebajas de intereses si añadías productos extra al contrato de la hipoteca.

Tras la entrada en vigor de esta ley, se establecen dos prácticas de vinculación distintas que son las ventas combinadas y las vinculadas. Respecto a las ventas vinculadas, se produce «cuando un banco te ofrece en un mismo pack una hipoteca y otros productos, como seguros o planes de pensiones», añaden. En este caso, «los seguros vinculados y las ventas vinculadas de otros productos bancarios están prohibidas», salvo en contadas excepciones como que sea beneficioso para el cliente.

Por otro lado, las ventas combinadas consisten en presentar cada producto por separado, esto es, «la hipoteca por un lado y el resto de productos por otro». En cualquier caso, el banco debe ofrecerte toda la información necesaria antes de contratar cualquier producto o servicio, así como de las consecuencias si decides cancelarlos.

Fuente: 20minutos.es

PorAntasur

Tipos de seguros de salud: acertar para cuidar lo que más importa

Asistencia sanitaria, reembolso de gastos médicos e indemnizaciones para uno o varios individuos; así se divide la oferta de seguros en España.

Elegir un seguro médico puede ser, en ocasiones, una tarea ardua. El sinfín de opciones parece inabarcable, pero se hace mucho más llevadero si se tienen claros algunos puntos de partida.

En primer lugar, es importante cerciorarse de qué cobertura incluye cada opción, así como el método de pago de los mismos. Por lo general, comparten ciertos puntos: se suelen excluir las atenciones a patologías anteriores a la contratación de la póliza, siempre que no fuesen declaradas al contratar el seguro; es común que queden fuera también las complicaciones derivadas de actividades de alta peligrosidad, así como la cirugía plástica por motivos estéticos.

Por otro lado, es interesante saber que la mayoría de los seguros médicos privados cuentan con cobertura sanitaria internacional en el extranjero en periodos temporales; normalmente, se ofrece un teléfono específico para ponerse en contacto con la aseguradora contratada en caso de que se dé una urgencia médica si el asegurado se encuentra fuera de su país, ya sea por sus propios centros o por reembolso de los cargos a la vuelta.

Una vez aclarado estos puntos, es hora de conocer los tipos de seguros privados. Estos son los principales:

Asistencia sanitaria

La modalidad más popular. En ella, el asegurado recibe una cobertura en asistencia, tanto médica como quirúrgica, dentro de una gama de profesionales y centros propios o en acuerdo con la compañía.

Normalmente, la cobertura más común es la de prestación de servicios médicos, tanto en atención primaria como en especializada, algo que abarca el internamiento en clínicas y hospitales, las urgencias, las pruebas de diagnóstico, la cirugía o la medicina preventiva, entre otras especialidades.

Además, este servicio asistencial puede complementarse con distintas prestaciones, como coberturas para accidentes personales, o con tratamientos especiales como, por ejemplo, conservación de células madre. Por otro lado, existen otras coberturas que pueden estar sujetas a franquicias o limitaciones, como prótesis, tratamientos odontológicos o vacunación.

Seguro de reembolso

Este tipo de seguros permiten a los asegurados elegir, de forma totalmente libre, qué profesional de la salud u hospital necesita en cada ocasión en cualquier lugar del mundo.

En este caso, el usuario adelanta los gastos médicos derivados del tratamiento y, tras ello, manda la factura y el informe médico a su aseguradora para proceder a la devolución de dicho importe. Este reembolso puede ser total o parcial, con un porcentaje variable según los límites que establezca la póliza contratada.

Si se elige este tipo de póliza, es común que la aseguradora cuente con una red de centros concertados para que el paciente pueda, de forma complementaria, acceder a una red de servicios sin realizar un desembolso anticipado. En este caso, la póliza suele cubrir el cien por cien de los gastos, siempre dentro de los límites contratados.

Seguro de indemnización

Si se contrata esta opción, el asegurado recibe una cantidad económica fijada en su póliza si se dan ciertos supuestos relacionados con su salud, como pueden ser la hospitalización o la baja laboral.

Este tipo de seguros, por tanto, no tienen la función principal de sufragar los gastos sanitarios, sino de compensar la falta de ingresos que puede llegar a darse por una incapacidad temporal. En esos supuestos, el asegurado recibe una indemnización diaria previamente acordada, o bien una cantidad establecida en un baremo por días prefijados.

Existen tantas pólizas como posibles usuarios; una búsqueda exhaustiva será la garantía para acertar.

Fuente: 20minutos.es