Monthly Archive noviembre 2020

PorAntasur

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

Nuestra casa es uno de nuestros bienes más preciados. A fin de cuentas, es nuestro hogar. Nuestro refugio. Ese es el motivo de que en España, tres de cada cuatro hogares estén asegurados, habiendo incluso zonas, como el País Vasco, donde su extensión es prácticamente total.

No obstante, que sea una práctica frecuente no significa que la ley obligue a ello. Entonces, ¿es el seguro de hogar obligatorio? La respuesta es no. Pero con ciertos matices: a diferencia de otro tipo de pólizas, como la de coche o moto, contar con un seguro de hogar no es obligatorio, salvo que tu vivienda esté hipotecada, o que te sea exigido en un contrato de alquiler.

¿Cuándo es obligatorio el seguro de hogar?

El seguro de hogar es obligatorio solo si adquieres una hipoteca, tal y como establece el Real Decreto 716/2009 en su artículo 10. Al menos obliga contra los daños derivados de incendio. Es decir, un seguro de hogar que incluya la cobertura de protección básica. Por lo tanto, en el caso de que compres una vivienda, la ley solo te obliga a contar con este tipo de seguro siempre y cuando adquieras un préstamo hipotecario. 

Ahora bien, esto no significa que sea necesario tener contratado tu seguro con la misma entidad bancaria con la que tienes la hipoteca, como era habitual en el pasado. Desde 2013, año en el que el Parlamento Europeo aprobó la primera Directiva Europea sobre Hipotecas, queda prohibido expresamente la vinculación entre seguros y préstamos hipotecarios, por lo que a día de hoy tienes total libertad para escoger tu compañía aseguradora sin que tenga que ser la ofrecida por el banco.

Pero, si este no es tu caso, y afrontas la compra de la vivienda con tu capital, o si en lugar de una hipoteca solicitas un préstamo personal, no tendrías ninguna obligación.

¿Debo contratar seguro de hogar si vivo de alquiler?

Otra de las situaciones en la que puedes está obligado a contratar un seguro de hogar es cuando alquilas un inmueble, ya wue puede formar parte de las condiciones impuestas en el contrato de alquiler. Sin embargo, la ley no te obliga, y al tratarse este de un documento privado, queda en tus manos aceptar o no dicha cláusula.

En cualquier caso, siempre que seas propietario de una vivienda es muy recomendable dar de alta un seguro de hogar para protegerla. De esta forma puedes vivir con la tranquilidad de que, ante cualquier siniestro que cause tu inmueble (inundaciones, incendio, derrumbes, etc.) vas a estar protegido económicamente para responder ante los desperfectos causados.

Del mismo modo, si eres inquilino de una vivienda en alquiler, es aconsejable contratar un seguro que cubra al menos el contenido (las pertenencias del propietario, y de las personas que viven con él, que están dentro de la casa).

Fuente: 65ymas.com

PorAntasur

¿Qué seguros pagarán más impuestos tras la subida que incluyen los PGE?

Los Presupuestos Generales del Estado incluyen un incremento del 6% al 8% del tipo de gravamen de este tributo, que repercutirá sobre las familias porque el 95% tienen contratado algún tipo de póliza.

Los próximos Presupuestos Generales del Estado, si finalmente son aprobados, llegan con una subida fiscal cuyo objetivo son las rentas más altas. Sin embargo, el español medio también notará un incremento de sus gastos. Entre otras cuestiones, las próximas cuentas públicas recogen un incremento del Impuesto sobre las Primas de Seguro (IPS) del 6% actual al 8%. El Gobierno justifica la medida porque «el tipo no ha variado desde 1998 y España se sitúa en el tramo medio-bajo de la UE».

El IPS, de carácter indirecto, es el principal tributo que afecta a la actividad aseguradora y su sujeto pasivo son las entidades aseguradoras cuando realicen las operaciones gravadas, aunque, al igual que ocurre con el IVA, el tributo es soportado por el contribuyente al ser el consumidor final. Se aplica al cobrar la prima de seguro o los correspondientes pagos si son fraccionados. No obstante, no afecta a todas las pólizas, sino que hay algunas exentos. En concreto, la normativa que regula este impuesto incluye ocho operaciones que se encuentran exentas de esta carga fiscal y, por tanto, el incremento recogido en los PGE no les afecta.

Entre las excepciones se encuentran los seguros de vida, de caución o de crédito a la exportación y los agrarios combinados. Además, se incluyen las operaciones relativas a seguros sociales obligatorios y a seguros colectivos que instrumenten sistemas alternativos a los planes y fondos de pensiones, las de reaseguro y las de capitalización basadas en técnica actuarial. Por último, recoge como exenciones las operaciones de seguro relacionadas con el transporte internacional de mercancías o viajeros y las que cubren buques o aeronaves que se destinan al transporte internacional, con excepción de los que realicen navegación o aviación privada de recreo.

Fuente: lainformacion.com

PorAntasur

¿Por qué es obligatorio el seguro de convenio colectivo?

Los convenios colectivos se atribuyen a los diferentes sectores profesionales y se pactan y renuevan periódicamente.

La obligatoriedad del seguro de convenio colectivo

Los seguros de convenio colectivo marcan las directrices que deben cumplir trabajadores y empresarios, es más bien una carta de derechos y obligaciones por ambas partes. Aquí se regulan desde los días de vacaciones, los tiempos de descanso o la jornada laboral hasta el salario base según las categorías.

Cada tipo de convenio cuenta con su propio seguro obligatorio y su regulación, tienen que ver con las coberturas por accidentes, bajas por incapacidad, enfermedad y fallecimiento.

Son obligatorios porque este tipo de situaciones pueden derivar en indemnizaciones económicas importantes, de esta manera el empresario y también el trabajador se aseguran el pago y cobro de la totalidad. Este tipo de seguros obligatorios de convenio no deben confundirse con las mutuas de accidentes que pueden contratar opcionalmente las compañías para atender exclusivamente las necesidades médicas de los empleados.

Al tratarse de seguros obligatorios el incumplimiento por parte del empresario en su contratación puede suponer una falta muy grave penada con multas que pueden alcanzar los 187.000 euros.

Fuente: previsorageneral.com

PorAntasur

Seguros que desgravan en la Declaración de la Renta

Como todos los años, llega la época de presentar la Declaración de la Renta. Y aunque ya estemos cansados de hacerla, seguimos haciéndonos muchas preguntas con respecto a ella. Una de las más comunes es: ¿desgravan los seguros? ¿Cuáles y en qué condiciones? A continuación os explicamos todo lo relacionado con la desgravación fiscal de seguros.

Seguros de hogar y vinculados a la hipoteca

Los seguros de hogar y de vida, en algunos casos, pueden tener ciertas ventajas fiscales en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Pero para que puedan desgravar deben estar vinculados a un préstamo hipotecario de la vivienda habitual.

Se trata de cantidades incluidas dentro de la deducción por adquisición de vivienda habitual. Lo que quiere decir que solo podrás deducir importes si se contrataron al mismo tiempo que firmabas la hipoteca de compra o rehabilitación del hogar.

Así que si tu banco te exigió la contratación de un seguro de vida u hogar para la concesión del préstamo para adquirir tu vivienda podrás desgravar tus seguros para la declaración del IRPF.

Seguros de vida

Las deducciones del seguro de vida dependerán de si el tomador del seguro y el beneficiario son o no la misma persona. Si ambas partes son la misma persona, la tributación se hace por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), pero si quien lo cobra es una persona distinta, tributará mediante el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD).

Cuando el tomador y el beneficiario son la misma persona, el seguro abonará una cantidad cuando se alcance cierta edad. Si esa cantidad se cobra en forma de capital, se aplica una fiscalidad similar y una base imponible a la de otros productos financieros. Dentro del IRPF estos seguros forman parte del Rendimiento de Capital Mobiliario (RCM), por lo que su tributación es diferente:

Entre 0 a 5.999 € el tipo impositivo será del 21%.
Entre 6.000 € y 24.000 € el tipo impositivo será del 25%.
A partir de 24.000 € el tipo impositivo será del 27%.

El beneficio se obtiene restando al capital obtenido las primas satisfechas. Además, la empresa aseguradora practicará una retención de IRPF del 19% sobre el rendimiento. Si la cantidad se percibe en forma de renta, se aplica una fiscalidad similar a los Rendimientos del Capital Mobiliario, con una base imponible al ahorro del 19%.

Asimismo, el impuesto recoge reducciones de la Base Imponible dependiendo del grado de parentesco del beneficiario: cuando el beneficiario es el cónyuge, un ascendiente o un descendiente de hasta 9.195,49 euros por heredero de forma general, una cantidad que dependerá de cada comunidad autónoma, ya que este es un tributo cedido a las autonomías. Si la persona fallece como consecuencia de un acto terrorista o en misiones humanitarias o de paz, la reducción no tiene límites.

Seguros de salud

La desgravación fiscal de contratar un seguro de salud repercute, directamente, en las empresas y en los autónomos. Existen ventajas fiscales cuando la contratación la realiza un autónomo o empresario para él, su familia o sus empleados. Por el contrario, no existe ningún tipo de efecto fiscal cuando el que contrata el seguro es un particular sin actividad empresarial o profesional.

Sin embargo, indirectamente, los trabajadores por cuenta ajena también pueden conseguir una importante ventajas fiscal si negocia con la empresa la contratación de un seguro de salud para él y/o los miembros de sus unidad familiar. Más abajo te lo explicamos.

De este modo, podemos concluir que los beneficiados de las ventajas fiscales son las empresas, los trabajadores por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia junto con sus familiares de primer grado. En el siguiente artículo os explicamos más detalladamente todo lo relacionado con las deducciones de los seguros de salud.

Fuente: previsorageneral.com