Author Archive Antasur

PorAntasur

La importancia de contar con un seguro de gastos médicos

La pandemia cambió completamente la vida de las personas en muchos sentidos: sus rutinas, sus finanzas y sus hábitos de protección. En el caso de México no fue la excepción, y al ser un país en el que la cultura de contar con algún tipo de seguro continúa siendo baja, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) se ha notado un ligero incremento de mexicanos que contratan una póliza de vida o gastos médicos.

Este tipo de pólizas son de gran importancia ya que además de ser una solución para atender una enfermedad, el impacto a su bolsillo no será tan grande comparado con lo que puede ser en caso de no contar con alguna protección.

¿Se imagina gastar de un día a otro 433,000 pesos por atención hospitalaria? De acuerdo con la AMIS, dicha cantidad es el costo promedio de atención hospitalaria, de ahí la importancia de contar con un seguro que le ayude a usted y a los suyos a enfrentar este tipo de situaciones.

A pesar de que el Covid-19 es una enfermedad latente, existen otros padecimientos, que, de no tratarse a tiempo, traen como consecuencia el deterioro de su salud, por ello al contar con un seguro de gastos médicos cuenta con una protección en la que sólo pagará una cantidad de manera periódica (prima), que es mucho menor a lo que llegaría a pagar por los gastos hospitalarios totales si llega a enfermar.

Revise y elija sabiamente

Elegir una compañía para contratar un seguro de gastos médicos podría parecer una ardua labor, sin embargo no todo depende de los servicios y costos que ofrece la aseguradora, en gran medida tiene que analizar cuáles son sus necesidades, estilo de vida y salud, ya que de acuerdo con la AMIS, factores como la edad y el sexo influyen en el costo de la póliza.

Además, tiene que revisar cuál es la cobertura que más le conviene; existen dos: la básica y la adicional.

La primera cubre honorarios médicos, medicamentos, auxiliares de diagnóstico, gastos hospitalarios, tratamientos, aparatos ortopédicos y honorarios de las enfermeras.

En tanto, la cobertura adicional cubre emergencias en el extranjero, gastos funerarios, cobertura internacional, dental, muerte accidental y pérdida de miembros.

Para saber cuál es la cobertura que requiere, la AMIS detalló que debe tomar en cuenta diversos elementos.“Si viajas constantemente al extranjero, tendrás que considerar una póliza con cobertura internacional; si tienes alguna enfermedad crónica debes mencionarlo para evitar afectar la validez de tu seguro”, explicó.

Actualmente la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), cuenta con el Simulador de Gastos Médicos el cual le ayudará a tomar una decisión sobre qué aseguradora le ofrece la mejor póliza, para ello deberá ingresar a la página de la comisión e ingresar algunos datos para que el simulador arroje las opciones disponibles de acuerdo a la captura de sus datos.

El micrositio también cuenta con un apartado en el que le brindará consejos previos a la toma de su decisión final.

Sumar beneficios

Los trabajadores mexicanos por ley cuentan con Seguro Social, quizás por ello se pregunte si a pesar de contar con dicho servicio es factible que contrate un seguro de gastos médicos. La respuesta es sí.

De acuerdo con la AMIS, este tipo de seguro suma protección incluso aunque sea derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Es un excelente complemento, ya que amplía tus opciones de atención médica gracias a sus coberturas: desde traslados en ambulancia y auxiliares de diagnóstico (como pruebas de laboratorio), hasta intervenciones quirúrgicas y cobertura internacional. Dependerá, por supuesto, del seguro que contrates”, detalló.

Fuente: eleconomista.com

PorAntasur

Los autónomos podrían obtener una indemnización por paralización de actividad si lo cubre su seguro

Los autónomos que estuvieron obligados a cerrar por decreto de las autoridades sanitarias deberían ir revisando sus pólizas para comprobar si cuentan con una cobertura por «paralización de la actividad» o «lucro cesante». Según los expertos, muchos autónomos podrían lograr una indemnización al tener asegurada la eventualidad de haberse visto obligados a bajar la persiana a raíz del decreto de estado de alarma. Algo que desconocen.

Precisamente, la Audiencia Provincial de Gironarecientemente dictaminó que una aseguradora debía pagar 6.000 euros a un autónomo que tuvo que cerrar, como otros miles de negocios, durante el estado de alarma decretado en marzo. Este negocio tenía contratada una póliza que cubría durante la «paralización de la actividad».

El autónomo había contratado un seguro el día 13 de febrero de 2020. Yen esta póliza, entre otras contingencias, se cubría la «paralización de actividad» durante un período de 30 días, a razón de 200 euros diarios. Es decir, por una prima de unos 50 euros se preveía una indemnización de hasta 6.000 euros si el negocio tuviera que bajar la persiana.

La sentencia da vía libre para que más autónomos reclamen

Contra todo pronóstico, y a pesar de que anteriormente un juzgado de primera instancia había desestimado la demanda del autónomo argumentando que el contrato excluía las «pérdidas producidas, causadas, derivadas o resultantes de limitaciones»  , finalmente, la sección civil de la Audiencia de Girona dio la razón al dueño del negocio. El magistrado de la Audiencia de Girona se ciñó a la literalidad de las condiciones del seguro, entendiendo que lo que no está explícitamente excluido en el contrato, es decir, la pandemia, debe ser cubierto. Todo ello para no dañar «los derechos del asegurado» y no «desnaturalizar» el seguro.

«Todo lo que no esté expresamente excluido, está incluido»

Aunque la aseguradora argumentó que en ninguna parte del contrato se incluían «los gastos de paralización derivados de una resolución gubernativa ante una pandemia». La sentencia del juez dictamina «que todo lo que no está explícitamente excluido de la cobertura, se entiende como incluido, y por tanto cubierto. Esto es muy importante, ya que una vez esgrimido este argumento los demás jueces lo van a tener complicado para decir lo contrario en casos similares«, dijo Miguel Noriega Díaz, Socio de AGM Abogados, especializado en el área aseguradora.

Lo novedoso e importante de esta sentencia es que las aseguradoras no podrán ampararse en la fuerza mayor para eludir algunas coberturas, dijo Noriega. Según el abogado, el quid de la cuestión para estos casos está en el condicionado de la cobertura, donde se específica posibles limitaciones del derecho a ser cubierto del asegurado. «Si en ese apartado no figura que no hay indemnización si se da el caso de una pandemia, evidentemente, hay que pagar conforme a las condiciones de la póliza. En este sentido, va a servir con total seguridad para que más asegurados con este tipo coberturas puedan reclamar. Eso sí, tienen que haber sufrido una paralización completa, aquí no hay espacio para el servicio de comida a domicilio, por ejemplo». 

Una cobertura muy habitual en las pólizas multirriesgo

En el mismo sentido, José Carlos Piñero, abogado y director del área jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA, explicó que esta sentencia, al haber sido dictada por una Audiencia provincial «no crea jurisprudencia, pero sí puede tomarse como una referencia para interpretar otros casos. De hecho, es muy probable que este caso no sea aislado y puede que en el futuro haya muchas más reclamaciones por parte de autónomos a ser indemnizados por el cierre de su actividad. Que prosperen o no estas demandas dependerá del seguro en cuestión«.

Además, hay que tener en cuenta que «esta cobertura es más que habitual en las pólizas multirriesgo, que suelen contratar los pequeños negocios. Por ello, lo primero que recomendaría a los trabajadores por cuenta propia es que revisen sus seguros para verificar si tienen contratada esta cobertura. Si la tienen, que será así en muchos casos, deberían mirar las condiciones y sobre todo sí se excluye de indemnización las causas de fuerza mayor derivadas del decreto del Gobierno», explicó Piñero.  

En este sentido, los expertos consultados advierten que no es raro que las aseguradoras se cubran las espaldas para riesgos de este tipo y excluyan la cobertura en muchos casos. De hecho, en algunos seguros es habitual excluir de la cobertura las contingencias causadas por riesgos tan estrambóticos, «como puede ser una guerra, una catástrofe natural y, por qué no, una pandemia», explicó el abogado del bufete AGM.

En muchos casos habrá que pagar costas para ser indemnizado

Una vez más, la cara B de este caso vuelven a ser las costas judiciales. Aunque tenga derecho a ser indemnizado, si el autónomo reclama por valor superior a 2.000 euros debe saber , por un lado, «que lo más probable es que la compañía se acoja a la fuerza mayor y vaya a tener que ir a juicio para recibir el dinero que le corresponde», dijo Miguel Noriega, abogado de AGM.

Y por otro  lado, «va a tener que pagar unas costas por el procurador y su abogado, en caso de perder el juicio, que ascienden a una media de 2.000 euros. Esto es importante que se tenga en cuenta antes de iniciar un procedimiento de este tipo. Todo es cuestión de sopesar los posibles beneficios y ver si compensan los gastos que habrá que pagar con total seguridad», apuntó el abogado del bufete AGM. 

Fuente: autonomosyemprendedor.es

PorAntasur

Qué es siniestro total en los seguros de coche o moto

Las pólizas de seguro para vehículo abarcan varios supuestos y cubren una serie de desperfectos y posibles siniestros dependiendo del pecio y de los servicios contratados. Uno de estos casos es el llamado siniestro total, que al oírlo da más dolor de cabeza ante la posibilidad de perder el coche que alivio. Trucos para contratar un seguro de responsabilidad civil para tu patinete

Pero, ¿qué significa que un vehículo ha sufrido un siniestro total y qué sucede cuando se declara? En el blog de Mapfre explican que un coche puede declararse siniestro total en tres situaciones distintas: un incendio, un accidente o un robo. El siniestro total es la opción alternativa a la reparación que escoge la aseguradora si los daños sufridos por el vehículo y el coste del arreglo superan entre en un 75% y un 100% la cantidad garantizada por el seguro para uno de estos tres supuestos.

Por esta razón, elegir la protección del seguro frente a los siniestros totales es una opción muy cotizada entre los propietarios de vehículos nuevos. Igualmente, no todas las aseguradoras ofrecen las mismas condiciones y mientras algunas exigen que las reparaciones representen el 100% del presupuesto que ellos destinan para cada tipo de situación, otras se rigen por el valor venal del vehículo y si los gastos lo superan. ¿Puedo reclamar al seguro los daños que ha sufrido por mi coche o moto a causa de las nevadas?

También difiere, de una compañía a otra, la indemnización recibida en caso de declararse siniestro total. La aseguradora puede pagar una cantidad al propietario del vehículo en compensación por la pérdida del vehículo pero también existe la opción de la reposición del bien declarado como siniestro total. Las indemnizaciones se calculan con un valor como referencia, que puede ser el venal del coche, el venal mejorado o nuevo, sumando y restando accesorios, lo que reste del vehículo siniestrado que pueda aprovecharse, etcétera.

El último aspecto que explican desde Mapfre a tener en cuenta es el causante del siniestro. Si ha sido el propietario y asegurado, la compañía se encargará de dar la condición de siniestro total y de ofrecer la compensación económica. Siempre se puede negociar mejores condiciones si el asegurado no está de acuerdo. Sin embargo, si el causante del siniestro total es otro conductor o implicado, tu compañía no será la encargada de indemnizarte: habrá que acudir al Consorcio de Seguros o a la aseguradora del culpable.

Fuente: 20minutos.es

PorAntasur

Así puede asegurarse con ARAG frente a la ocupación ilegal de viviendas

El problema de la ocupación ilegal de viviendas ha ido ganando protagonismo en las preocupaciones de los ciudadanos a lo largo de los últimos 12 meses, coincidiendo con el avance de la pandemia y las limitaciones a la movilidad que han ido provocando las sucesivas olas de contagio. Dichas limitaciones han provocado que muchos propietarios hayan visto incrementado el riesgo de ocupación, especialmente en las segundas viviendas a las que no han podido acudir durante largas temporadas.

Según indican los abogados de ARAG, esta preocupación está plenamente justificada, si atendemos a los datos de ocupación ilegal a lo largo de 2020. Solo en los 6 primeros meses del pasado año las denuncias por ocupación ilegal de viviendas crecieron con respecto al año anterior en 5 puntos.

Paralelamente, ha ido aumentando la demanda de seguros impago de alquiler, dado que muchas familias y empresas se han visto afectadas por la paralización de la economía y el Gobierno ha adoptado medidas para evitar los desahucios en estas situaciones de excepcionalidad. Todas estas circunstancias han hecho que los propietarios de viviendas se encuentren hoy mucho más receptivos a contratar soluciones que les garanticen tanto el cobro de las rentas del alquiler como la disponibilidad de su vivienda frente a una posible ocupación ilegal.

Para hacer frente a la demanda social, el mercado asegurador ha ido configurando una oferta que permita a los ciudadanos mantener la seguridad sobre sus bienes más preciados. Es el caso de ARAG, que ha lanzado un seguro ante la Ocupación Ilegal, que ofrece toda la cobertura legal necesaria en caso de ocupación ilegal, ya sea de la vivienda habitual como de una segunda residencia o un local.

Esta novedosa cobertura incluye:

  • Reclamación de la vivienda ocupada:

ARAG reclama por el propietario en caso de ocupación de la vivienda.

  • Reclamación por daños:

Reclamación por todos los daños que la casa haya sufrido durante la ocupación.

  • Un abogado siempre disponible:

Uno de los abogados especialistas de ARAG asesorará sobre los pasos a dar en caso de ocupación de la vivienda.

  • Gestión en temas administrativos municipales:

ARAG se ocupará de las gestiones administrativas que se tengan que gestionar con el Ayuntamiento.

Fuente: segurosnews.com

PorAntasur

Tipos de seguros para autónomos: ¿Cuál contratar?

A la hora de contratar un seguro para autónomos las dudas se multiplican: ¿Cuáles son obligatorios? ¿Qué tipo de seguros deberías contratar?

En esta guía te mostraremos los tipos de seguros para autónomos y pymes necesarios, o recomendables, para iniciar tu actividad sin contratiempos.

¿Qué seguros son obligatorios para el autónomo?

Son muchos, demasiados, los autónomos que desconocen la obligatoriedad de contratar pólizas vinculadas con su actividad. 

Pero el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

En primer lugar, y sin excepción, todos los trabajadores por cuenta propia están obligados a abonar mensualmente los seguros sociales que corresponden con la popular cuota de autónomos.

A partir de ahí, los seguros obligatorios para autónomos varían dependiendo de la actividad:

¿Tienes trabajadores a tu cargo?

Los autónomos y pymes con trabajadores a su cargo están obligados a contratar el tipo de seguro que dicte el convenio colectivo.

Esta póliza responderá en caso de accidente, incapacidad permanente o muerte del trabajador. Sus coberturas dependen de lo establecido por los distintos colectivos de trabajadores.

¿Desarrollas la actividad en un local comercial?

Si utilizas un local comercial tendrás que contratar un seguro de responsabilidad civil de forma obligatoria y sin excepciones. De hecho, es un requisito indispensable para que te concedan la licencia de apertura.

Este seguro cubre los daños civiles que pueda provocar tu negocio.

Además, este tipo de seguro para pymes y autónomos también es obligatorio para algunos profesionales independientes como abogados, economistas, asesores, sanitarios, instaladores de gas, etc.

Como añadido, si desarrollas tu actividad en el sector servicios tendrás que contratar un seguro de autónomos multirriesgo. Será el encargado de cubrir el local donde ejerces tu actividad; responderá frente a robos, incendios, inundaciones, etc.

¿Necesitas un vehículo en tu día a día como emprendedor?

Si usas el popular “coche de empresa”, es decir, un vehículo necesario para desarrollar tu actividad comercial, estás obligado a contratar un seguro de vehículos asociado al mismo.

Lo más recomendable es que lo hagas en la modalidad de todo riesgo para evitar que un contratiempo afecte seriamente a tu negocio.

Los tres seguros más recomendables para pymes y autónomos

Dejando la obligatoriedad a un lado, hay otros tres seguros que todo autónomo debería plantearse contratar.

Seguro de jubilación

El 77% de los autónomos cotiza por la base mínima. Esa decisión implica recibir, a fecha de la jubilación, una pensión pública que en el mejor de los casos rondará los 800€. 

Además, teniendo en cuenta el horizonte de las pensiones, el seguro de jubilación para el trabajador por cuenta propia cobra aún más sentido ya que complementa la pensión en función de la prima pagada.

Seguro de baja laboral

Enfermedad, maternidad, paternidad o accidente de trabajo. Cuando se da alguna de esas situaciones el autónomo puede solicitar la prestación por incapacidad temporal, pero los que hayan optado por cotizar por la base mínima se encontrarán con un importe reducido e insuficiente.

Para completarlo, surge la opción de contratar un seguro de accidentes para autónomos. Esta póliza aporta un extra de tranquilidad al trabajador por cuenta propia.

Seguro de salud

“Los autónomos nunca enferman”. Quizá te suene ese tópico. Lo cierto es que tarde o temprano los trabajadores por cuenta propia tienen que recurrir a la asistencia sanitaria.

Hoy día es recomendable, casi obligatorio, contratar un buen seguro de salud para autónomos. 

Fuente: infoautonomos.com

PorAntasur

Día Mundial contra el Cáncer: ¿cómo actúan los seguros de salud ante esta enfermedad?

Hoy, 04 de febrero, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, una enfermedad que afecta cada año a más de 277.000 personas en España. Y este año, en el que estamos sufriendo los efectos de la pandemia del Covid-19 que satura hospitales y centros de salud públicos, lo que tiene como consecuencia directa el diagnóstico tardío de enfermedades como el cáncer, no pocos ciudadanos deciden acudir a la sanidad privada para realizar tanto el diagnóstico como el tratamiento de esta enfermedad. Pero, ¿cómo actúan los seguros de asistencia sanitaria ante esta enfermedad?

reclamador.es, compañía online de servicios legales, señala que las aseguradoras no permiten contratar pólizas de salud cuando el paciente ya tiene diagnosticada esta enfermedad, por lo que en una situación como la actual el enfermo se ve doblemente perjudicado, pues ve su tratamiento en la sanidad pública retrasado o paralizado por la pandemia y tampoco puede contratar un seguro de salud que le permita recibir atención médica en la sanidad privada.

Por este motivo, en algunas ocasiones los asegurados ocultan este padecimiento en el cuestionario de salud previo obligatorio para que las aseguradoras puedan valorar el riesgo (y con ello, si aceptan o no asegurar a esa persona y la prima que habrá que pagarse). Pero esta opción, indica reclamador.es, es totalmente desaconsejable pues el artículo 10 de la Ley de Contratos de Seguro (LCS) permite rescindir el contrato si se descubre en el plazo de un mes desde su firma, o excluir la cobertura por tal actuación. Incluso, de haberse realizado ya alguna prueba, consulta o tratamiento, podrán reclamar al paciente que abone los costes de dichas actuaciones.

Cuestión distinta -que por desgracia también es conocida- es que la aseguradora niegue la cobertura alegando la existencia preexistente de la enfermedad y que se ha ocultado en el cuestionario, cuando este ha sido genérico, con preguntas sobre la salud en general, estereotipadas…en cuyo supuesto nuestros Tribunales han venido declarando la obligación de la aseguradora de cubrir el diagnóstico y tratamiento.

Fuente: lawyerpress.com

PorAntasur

¿Qué cubren los seguros ante un temporal como el de Filomena?

Los siniestros se disparan en coches, hogares y empresas. Algunos estarán cubiertos por las aseguradoras, otros por el consorcio y en otros habrá conflicto

El temporal Filomena ha dejado imágenes inéditas. Pero tras estas fotografías de disfrute o caos, según el caso, toca evaluar los daños. El sector asegurador asume que se va a disparar el volumen de siniestros en los próximos días, especialmente a partir de este lunes con la revisión de vehículos, la vuelta a casa de familias que hayan estado fuera por Navidades y hayan alargado la estancia, en tiendas y superficies comerciales, o en plantas industriales. La mayoría de daños producidos están cubiertos.

Fuentes de la industria del sector asegurador explican que en España los contratos no suelen tener exclusiones por nieve o temporales de estas características, dado que es un riesgo que no se suele contemplar. Así, de partida las pólizas de seguros de coche o de hogar deberían cubrir los daños ocasionados estos días por las condiciones climáticas. Mientras que los seguros de las comunidades de vecinos deberían hacerse cargo de los daños en los edificios.

Eso sí, desde el bróker de seguros para empresas Marsh recuerda que los asegurados tienen la obligación de minimizar los daños con labores «razonables y necesarias». Es decir, para evitar problemas como exclusiones o reclamaciones, aconsejan «limpiar en la medida de lo posible tejados, desbloquear bajantes para evitar inundaciones por deshielo o rotura de las mismas». De hecho, es común que los seguros de hogar tengan exclusiones por congelación de tuberías así como por daños que se produzcan por sus consecuencias. La entidad señala además que el asegurado tiene un plazo de siete días para comunicar el siniestro a su aseguradora o mediador (agente o corredor de seguros). Por otro lado, la prima debe estar al corriente de pago «salvo causa justificada». Cuando son renovaciones, se admite un «plazo de gracia» de un mes en el pago de la misma.

En el caso de los coches, las aseguradoras han estado trabajando durante el fin de semana para rescatar a los vehículos atrapados en carreteras como las circunvalaciones de la Comunidad de Madrid. Para los daños en vehículos por el viento o el impacto de objetos desplazados, como la caída de árboles por el peso de la nieve, hay cobertura para los dueños de vehículos con seguros a todo riesgo.

Para hundimientos en los tejados por el peso de la nieve o el hielo en casas o empresas, el daño se cubre por seguros multirriesgos particulares y pymes «siempre que el tejado se encuentre en buen estado y esté contratado el capital por Continente», explican desde Generali. Asimismo, añade la aseguradora, «los daños a la maquinaria y mercancías provocados por dicho hundimiento, y en la medida en que la cobertura se encuentre contratada, estarán amparados por el seguro». Para la actividad empresarial también hay cobertura por repercusión económica temporal, que es la pérdida de beneficios o indemnización por paralización y/o contingencia al tener que dejar de producir o vender.

En caso de que los vientos superen los 120 km/hora, es el Consorcio de Compensación de Seguros, una empresa pública, quien cubre los desperfectos y no las aseguradoras. Asimismo, si el daño es por vientos de esta magnitud, también habría cobertura aunque sean seguros a terceros. Las aseguradoras pueden abrir el parte en estos casos, pero hasta que no se determine si a partir de los informes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se pueden declarar zonas afectadas por una tempestad ciclónica atípica (TCA), no se sabría si los daños están cubiertos. Fuentes del sector apuntan a que esto se puede demorar entre tres y cuatro meses.

El organismo, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, afirmó este fin de semana a la agencia Servimedia que no cubre siniestros producidos directamente por la nieve o por las heladas, aunque sí por la inundación por el deshielo posterior o por vientos que superen la velocidad citada de 120 km por hora.

Fuente: elconfidencial.com

PorAntasur

¿Qué cubren los seguros de hogar y coche en caso de explosión?

En caso de explosión, el responsable directo de los daños a terceros es el propio causante del siniestro, que de tener seguro podría cubrir daños materiales a particulares de vehículos o viviendas.

Quienes puedan encontrarse entre los afectados indirectos de la explosión, al haber sufrido daños en su vivienda particular, centro educativo, edificio empresarial o vehículo, tendrán que tener en cuenta que, de contar con un seguro para un inmueble o automóvil, antes de reclamar nada a la aseguradora conviene revisar la letra pequeña del contrato firmado con la entidad aseguradora para ir al detalle de la cobertura y exclusiones que tenga en cuenta el seguro contratado, advierten desde la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) en la página web de la iniciativa Estamos seguros, donde se recogen las coberturas generales «a modo orientativo» que brindan los seguros de hogar o de automóviles. En el caso de una explosión, ocurrida en una vivienda particular o un edificio no residencial, habrá que esperar a que se aclaren las causas de lo ocurrido para saber, de contar el inmueble en cuestión con un seguro de comunidad o particular, quién es el responsable de cubrir los daños causados a terceros.

A tener en cuenta también que, en situaciones como estas, lo que prima es que la compañía contratada con la que esté asegurado el edificio o el piso cuente con una cobertura de responsabilidad civil, que cubra riesgos que se puedan causar a terceras personas y garantice la indemnización que se deba pagar «hasta el límite establecido en el contrato», de acuerdo con lo que puntualizan desde UNESPA. De haber sufrido algún tipo de daño tras una explosión, lo que hay que tener en cuenta es que la aseguradora que tenga contratada el edificio causante del siniestro (de tener un seguro) es la encargada de cubrir no solo los daños materiales, sino también los causados a terceros, entre los que pueden figurar habitantes de edificios colindantes, mobiliario urbano o vehículos. Si se cuenta con una cobertura de responsabilidad civil, además, podrían llegar a cubrirse daños personales que afecten a la integridad física «siempre y cuando el origen del siniestro esté en el edificio asegurado».

Fuente: elconfidencial.com

PorAntasur

Errores que debes evitar al dar de baja el seguro de tu coche

Tener un vehículo en propiedad supone un gran esfuerzo económico. Durante el momento de su compra, prácticamente todo el mundo se centra en el precio su venta y no en los gastos que éste genera. El combustible, el mantenimiento, los impuestos, el seguro, las reparaciones… son costes fijos e intrínsecos del automóvil que es importante tener en cuenta.

El seguro del coche es uno de los gastos fijos que debe asumir el propietario de cualquier vehículo ya que la ley obliga a disponer de uno para cubrir unas coberturas mínimas en caso de accidente. En el mercado actual existen una gran variedad de compañías aseguradoras y también de tipos de seguro. Factor que dificulta la elección del usuario.

El sector de las aseguradoras es muy competitivo, por lo que debemos estar muy atentos a la hora de contratar nuestra póliza al mejor precio posible con las coberturas que más se adapten a nuestras necesidades.

Una vez sabes qué seguro te interesa, debes saber también cómo darlo de baja en caso de que decidas vender el vehículo, compres otro coche o quieras cambiar de aseguradora. Race da una serie de consejos para que hacerlo no te suponga tiempo ni problemas.

Desde 2016, al contratar un seguro, dispones de 30 días de plazo para cancelarlo, según la Ley de Contrato de Seguro. Pero, ¿cómo hacerlo? Lo primero que debes saber es que dejar de pagarlo no es sinónimo de darlo de baja. Hacerlo te conllevará problemas como, por ejemplo, que la compañía te reclame la cantidad a deber a través de un proceso judicial y te podrá incluir en una lista de morosos. Esta situación te afectará en un futuro cuando quieras solicitar algún préstamo o contratar otro seguro.
Asimismo, en el caso de que dejes de pagar los recibos del seguro, la compañía tiene el derecho de negarse a darte cobertura o prestar los servicios que tuvieras contratados, algo peligroso en caso de verte envuelto en un accidente.

Fuente: lavanguardia.com

PorAntasur

Cómo afecta tener la ITV al día o no a la cobertura del seguro

Según cifras de la DGT hay cerca de tres millones de vehículos que no están de baja… pero que no han pasado la ITV, y muchos de ellos son motos. En parte por desconocimiento, en parte por dejadez, o porque la moto tiene algunas modificaciones más o menos «inocentes» (escape, frenos o medida de neumáticos es lo más habitual) y el usuario no quiere arriesgarse a que en la ITV le den «negativo», muchas motos se hallan en esta situación. ¿Nos cubre el seguro si no hemos pasado la ITV obligatoria? Como veremos no nos cubrirá del todo e incluso podría reclamarnos algunos gastos en caso de accidente… un buen motivo para pasarla.

¿Cuál es la multa por circular sin haber pasado la ITV? Si han pasado más de cuatro años desde la fecha de matriculación, la moto ya debe pasar la inspección ITV (y luego cada dos años). Si no lo has hecho, debiendo, y sigues usando tu moto, te expones a una multa de 200 euros. Esa multa te puede legar de forma automática porque algunas cámaras de la DGT cotejan esa información. Si no, y te para la policía por alguna otra infracción o un control, además de la multa te retirarán el permiso de circulación y te darán 10 días para pasar esa ITV pendiente.

Si no tenemos la ITV en regla, en caso de accidente como mínimo nuestra compañía no cubrirá los daños propios, y podría reclamarnos los daños a terceros.

Pero hay más posibilidades: si pasas la ITV pero no es «favorable», y sigues circulando sin haber arreglado lo que te indicaron que estaba mal. En ese caso la multa, si te paran o detectan, será también de 200 euros. Peor es si en la ITV te encontraron algo más grave y emitieron un «informe negativo»: en ese caso, seguir usando el vehículo (que en teoría debía dejarse en la ITV y trasladarse con grúa a un taller) acarrea una sanción de 500 euros.

¿Y si tienes un accidente sin tener la ITV en regla? En ese caso es fácil que el seguro se niegue a cubrir los daños propios, si los tenías cubiertos. Tu seguro sí pagará normalmente los daños a terceros, pero si el peritaje demuestra que el accidente pudo originarse en algún fallo que se hubiera detectado en la ITV, el seguro reclamaría todos los gastos al propietario del vehículo o/y al conductor. Mucho cuidado, pues con circular sin la ITV en regla.

Fuente: soymotero.net